El tiempo en: Costa Occidental
Jueves 25/04/2024
 

Alianda

Ya lo dijo Jesucristo: no robarás

Si pillas una fotografía, un fragmento de vídeo o una frase poética, menciona al autor porque de lo contrario estarás mangando para conseguir más “me gusta”

Publicado: 29/08/2023 ·
10:13
· Actualizado: 29/08/2023 · 12:44
  • Aplicación TikTok. -
Autor

Juan Garrido

Periodista jerezano, director y presentador de 'Alianda', el espacio flamenco de Publicaciones del Sur

Alianda

El flamenco es objeto de estudio, opinión e información en este apartado que nace en Jerez pero que abarca toda la actualidad andaluza

VISITAR BLOG

Desde hace pocas semanas le doy uso a mi cuenta de Tiktok, una red social que va camino de desbancar a otras que gozaron de más popularidad como Facebook o Twitter. Mi perfil va enfocado a mi parcela profesional, esto es, al flamenco en su parte práctica, actuaciones y juergas espontáneas, y a momentos rescatados de entrevistas publicadas audiovisualmente.

Al estar en activo y acudir a tantos recitales, puedo presumir de tener un archivo curioso que poco a poco voy compartiendo para que el aficionado flamenco de cualquier parte del mundo pueda disfrutar de momentos, a veces solo son segundos, que para muchos se convierten en sueños por cumplir. Poco a poco voy familiarizándome con esta comunidad de internautas y descubriendo otros perfiles flamencos que, ¡sorpresa!, se adueñan de tus vídeos, no mencionan tu autoría y encima le plantan su logo en el propio vídeo para captar seguidores.

No sé si es fruto de la ignorancia o propio de la cara dura pero es una táctica que no debe llevarse a la práctica porque existe el derecho de autor, tal como puede tenerlo un cocinero a la hora de elaborar una receta o un escultor cuando diseña una obra en mármol. Que suba el contador de tus seguidores o “me gusta” puede resultar placentero, pero no a base del trabajo de otro.

Este tipo de conductas se ha normalizado con el uso de redes sociales y son muchísimos, la mayoría, los compañeros fotógrafos que han tenido que denunciar públicamente el uso indebido de sus fotografías por los propios artistas que aparecen en ellas. El caso es que no es que si nieguen a que la compartan, es que ni siquiera mencionan al autor. O sea, aparece en un perfil una magnífica estampa de un bailaor en un momento determinado del espectáculo, este bailaor, por poner un caso, la comparte con orgullo y acepta con una sonrisa todos los piropos que puedan caerle por parte de sus seguidores.

Pero, qué curioso, pocos valoran la capacidad artística de quien ha realizado tal fotografía. El asunto es aún más controvertido cuando esa imagen aparece en un cartel anunciador sin que previamente se haya pedido permiso al autor ni se le mencione como firma. Insisto, no sé si forma parte de la ignorancia generalizada en estas materias o es que gracias a la proliferación de redes sociales se ha instalado aquello de que “todo es de todos y nada es de nadie”.

Cabe destacar, para aquellos que no lo sepan, que no bastaría con pedir permiso o firmar la fotografía, se debería pagar por ello porque es un trabajo realizado por un profesional.

Lo del pantallazo es otro tema. También están los que a través de la captura de pantalla destacan un fragmento del texto que más le conviene, a veces una crítica flamenca o un comentario de opinión. Llama la atención que lo comparten para vanagloria pero no se paran a pensar que eso lo ha escrito alguien con nombre propio y se ha publicado en un medio, por lo que no cae del cielo.

Detrás de cada publicación por parte de un profesional existe un esfuerzo, una inversión económica, un talento y muchas horas de aprendizaje y trabajo. Por tanto, como diría Jesucristo: no robarás. No te adueñes de lo que no es tuyo y, si compartes, porque compartir es vivir, menciona al autor o al medio de comunicación y que el autor reciba también sus felicitaciones, visitas o “me gustas”. Quizás le ayudes, incluso, a que siga trabajando en pro de la Cultura.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN